Credo del Masón

Creo en el G.·.A.·.D.·.U.·., causa primera, Luz que redime y se anida en nuestra conciencia y hace a las almas susceptibles del bien.

Creo en el valor de los hombres que luchan, cual dardo que hiere las tinieblas del espíritu, porque la lucha redime.

Creo en la Libertad, porque a ella tiene derecho el hombre en la lucha que sostiene para obtenerla y alcanzar su felicidad.

Creo en el derecho que implica la responsabilidad y éste hace a los hombres conscientes de sus deberes.

Creo en el trabajador, porque su trabajo, pule las impurezas del carácter, porque en el trabajo se halla el templo donde mora el espíritu constructor.

Creo en la dignidad del hombre, su obra, en su moral.

Creo que el mundo nada debe a nadie, pero provee a todos por igual la oportunidad de ganarse una posesión.

Creo que la verdad y la justicia son fundamentales para una orden social duradero.

Creo que la vida honesta del hombre consecuentemente es fuente indispensable en la estructura económica de los pueblos y de los hombres mismos.

Creo en el agricultor que eleva al cielo sus ojos pidiendo al G.·.A.·.D.·.U.·., con preces, la abundancia de la tierra en la que cifra sus esperanzas.

Creo en el santuario del espíritu, por cuyas puertas penetramos a cultivar el Amor hacia el G.·.A.·.D.·.U.·.

Creo en la Madre Naturales, marco multiforme y multicolor de toda la belleza de un mundo creado, porque en su flora se desprende el néctar de la existencia corpórea y humana, porque en su paisaje incomparable el alma del poeta crea, y se eleva a la comba azul del infinito.

Creo en el Astro Rey, generador del Universo, porque con sus rayos vivifica la existencia de cuanto se mueve sobre la faz de la tierra.

Creo en la fuerza de la voluntad, sostén indestructible que ha creado forma en el espíritu de los hombres, que ha dejado huella indeleble a las futuras generaciones.

Creo en la existencia de una mañana mejor, en que los hombres como hermanos todos, contribuyan al progreso y la felicidad universal.

Creo que todos los días son un espacio para poder descubrir nuevas ideas y vivencias y así poder aprender con otros a caminar (cada uno a su manera) y dejar su huella única.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *