Compartir

El piso cuadriculado blanco y negro existe en los templos desde el antiguo Egipto, y es el área en que las iniciaciones ocurren en las logias masónicas, representando el principio de dualidad. También se le conoce como “tablero de ajedrez” y se sabe que es el viejo tablero de los arquitectos dionisíacos.

En el grado de aprendiz, el piso cuadriculado representa la Planta Baja del Templo del Rey Salomón tal y como versa en la Biblia: 1 Reyes 6:15.

Como ya dijimos, representa la dualidad que en el ser humano y el mundo material se manifiesta como “el Bien y el Mal”, “El Ying y el Yang”, “lo Blanco y lo Negro”, la cual es la lucha interna que cada persona padece, que se proyecta hacia afuera, ya que los conflictos entre las personas, como son las guerras, también las divisiones raciales, nacionales, etc.; son un reflejo de una fragmentación interna.

Lo que tenga relación con el mundo material se caracteriza por una interrelación de positivos y negativos, luces y sombras, amor y odio, bueno y malo, etc., originalmente el objetivo de las logias masónicas es llegar a dominar el principio de dualidad, lo cual significa que éste se encuentre en un punto medio exacto de distancia entre ambos puntos opuestos, ya que la “naturaleza humana” es ir de un lado al otro del péndulo, un día se está exaltado emocionalmente y al otro día deprimido, de la ira se pasa a la tranquilidad, para después retornar a la ira, del placer al dolor, dicha inestabilidad es característico de la naturaleza humana ya que no dependería solamente de su estado emocional o interno sino también de factores exógenos e independientes al mismo.

Por lo cual podríamos entender o concluir que este “piso cuadriculado”, “Piso Mosaico”, el cual es el símbolo de la dualidad como ya lo había mencionado anteriormente, representaría que CADA SER HUMANO está caminando sobre su propia cuadrícula. En la lucha interna del mismo, lo cual lo lleva a dirigirse hacia tal o cual dirección. Ya que como el G.·.A.·.D.·.U.·. nos regaló el “libre albedrío” y como todo en la vida es una toma de decisiones lo que cada uno de nosotros haríamos sería tomar un rumbo, una dirección, una postura en nuestras vidas masónicas como así también en nuestra vida profana.

¡TODO DEPENDE DE NOSOTROS MISMO…!


Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.